1908

El 10 de agosto de 1218, San Pedro Nolasco, funda en la ciudad de Barcelona la Orden de la Merced. El objetivo del nuevo grupo religioso es la redención de los cautivos cristianos que, estando en poder de los musulmanes, corrían el peligro de perder su fe.
Para realizar esta noble, pero difícil tarea, Nolasco sabe que es necesario tener en cuenta tres aspectos:

  • Conocer las necesidades de los cristianos de su época
  • Contar con los recursos necesarios para ayudarles
  • Enseñar las obras realizadas.

Con el fin de responder al primer aspecto, Nolasco señaló a cada convento un territorio que se conocerá con el nombre de “Contrata”. Los frailes debían de recorrerla y hablar con la gente para conocer su situación y saber si algún cristiano estaba cautivo.
Una vez, o al mismo tiempo, que se estudiaba la situación era necesario buscar recursos económicos para poder realizarla. Para ello los mercedarios iniciaban toda una campaña “propagandística” en donde, por medio de sermones y predicaciones, recorrían los pueblos anunciando la redención y solicitando ayuda económica.

Para recolectar esta ayuda Pedro Nolasco sabe que necesita la ayuda indispensable de los seglares. Por ello funda las Cofradías de la Merced que colaboraran con los frailes en la misión redentora.  Cuando esta finalizaba los frailes, acompañados de los cautivos liberados, recorrían los pueblos para dar testimonio público de que la redención se había realizado.

Esta actividad redentora, que se mantuvo a lo largo de toda la edad media y moderna, entra a partir de 1750 en una profunda crisis. Y con ella muchas cofradías cesan en su actividad y se transforman en asociaciones piadosas que tienen por objetivo fomentar la devoción a la Merced y al Cristo Redentor.

Estas cofradías piadosas son las que conoce el P. Provincial de la Merced Ramón Serratosa Querolt. Estamos a principios del S. XX y el P. Serratosa continua la tarea, iniciada en 1881, de restauración de la Merced en España. Su intención es clara: todo lo positivo que giraba alrededor de los conventos mercedarios había que recuperarlo. Por eso, cuando en agosto de 1908 funda la comunidad de Frailes de la Merced en Ferrol, ya tiene claro su objetivo de fundar también la Cofradía de la Merced. Al mes siguiente, concretamente el día 17 de septiembre, el P. Ramón Serratosa firma los primeros estatutos de la Cofradía de la  Merced.

Estos estatutos, escritos en un simple papel, constan de nueve artículos en donde recoge, de su puño y letra, los principales rasgos de la Cofradía. Estos podemos dividirlos en tres apartados:

Quien puede pertenecer:
Según los estatutos pueden ser Cofrades aquellas personas devotas de la Virgen en su advocación de la Merced y que participen en una serie de actos formativos y litúrgicos.

Formativos: retiro espiritual una vez al mes.

  • Litúrgicos: la procesión mensual del Escapulario con misa solemne y Comunión general, la participación en la misa solemne de la Merced (24 de septiembre) y San Pedro Nolasco (31 de enero) y en el triduo por los difuntos en el mes de noviembre.

Que pasos son necesarios:
Tres son los pasos que se piden en los estatutos para poder pertenecer a la Cofradía:

  1. Administrativo: Lo primero que debe de hacer aquella persona que quiere ingresar en la Cofradía es presentarse al Presidente. Este, tras dar su aprobación, le comunica al Secretario que proceda a inscribir al nuevo Cofrade en el “Libro de Cofrades”
  2. Económico: El neocofrade debe de pagar la cuota de 0´50 pesetas y comprar el Escapulario.
  3. Celebrativo: Imposición del Escapulario por el Director espiritual de la Cofradía. Supongo que dicho acto se haría el domingo que se celebraba la “Procesión del Escapulario”.

Como se organiza la Cofradía:
Para el gobierno de la Cofradía el P. Ramón Serratosa establece los siguientes cargos:

  • Presidente: Convoca, preside las Juntas y acredita la pertenencia a la Cofradía. En caso de ausencia será substituido por el Vice – Presidente.
  • Director: Que preside todos los actos religiosos de la Cofradía y vela por que se mantenga el espíritu cristiano de la misma. Es sustituido por el Vice –Director.
  • Tesorero – Secretario: que levanta acta de las reuniones, lleva las cuentas y el “Libro de Cofrades”.
  • Vocales en número de 12. Los cuatro primeros cargos, que serán frailes allí donde los hubiese, son nombrados por el P. Provincial. Los Vocales son elegidos por los cofrades.

Esta es la primera Cofradía de la Merced que se funda en Ferrol, No tenemos, por ahora, más datos sobre ella pero considerábamos importante dar a conocer su existencia. Aunque sólo sea por justicia histórica a la obra del P. Ramón Serratosa.

Esta páxina utiliza cookies propias e de terceiros para mellorar os nosos servizos. Se continúas navegando sen aceptar a configuración consideramos que estás conforme co seu uso. Máis información.